20170506 Crónica VIII Carrera MTB Virgen de Rus

El pasado sábado por la tarde, el equipo madrileño se trasladaba a la localidad de San Clemente, donde iban a realizar la carrera que se suspendió el anterior domingo debido a las intensas lluvias acaecidas en esos días. La carrera iba a ser completamente diferente; primeramente, por ser por la tarde, ya que estaban acostumbrados a los madrugones, seguidamente, porque iba a ser una carrera rapídisima, y es que la cantidad de kilómetros llanos que había en el circuito iban a poner a más de uno contra las cuerdas.

Nuestra fémina, Raquel Ramiro, contaba, además, con un plus añadido, y es que salía desde cajón, con lo que tenía que jugar muy bien sus cartas para poder aguantar el ritmo endiablado que impusieron la cabeza de carrera durante los 7 primeros kilómetros antes de llegar a la primera senda.

Mientras, Paco Atienza y Nacho Salazar, se tuvieron que conformar saliendo a mitad de pelotón. Con el pistoletazo de salida, salieron empujados al ritmo del pelotón, quienes iban a una media de 40 km/h. Tuvieron que tener mucho cuidado, al igual que Raquel, ya que el mínimo despiste podía tener como consecuencia un accidente bastante complicado, por la alta velocidad. Raquel, de hecho, debido a un pequeño frenazo que dio el biker que tenía delante suyo, perdió todo contacto con el pelotón, ya que fue dificilísimo recuperar ese segundo a ese ritmo.

IMG_0737

Nacho, veía como Paco se le escapaba, debido a la pequeña encerrona que le hicieron otros bikers pero, según fueron pasando los kilómetros, fue recuperando distancia hasta que en el km 13 de carrera, adelantó a Paco en un pequeño trecho de subida. Aunque el circuito fue muy rápido, hubo un par de sorpresas que dejó a nuestros bikers algo descolocados.

Primero, al entrar en en el Santuario de Rus, donde el circuito se entrecruzaba entre subidas y bajadas constantes. Segundo, porque, una de esas subidas, era una pared con un 28% de desnivel que obligó a nuestros bikers a sentarse en la punta del sillín y tirar de todo el desarrollo que tenían para poder pasar este obstáculo sin tener que bajarse de la bici.

DSC_0391 (Copiar)

Al terminar este tramo de subidas y bajadas, nada técnicas, volvieron a coger un tramo ancho de pista donde las piernas volverían a trabajar de lo suyo. Nacho, por ejemplo, se agarró a un grupo donde la media era de 42 km/h picando hacia arriba. Algo que, posteriormente le pasaría factura, ya que a partir del km 26, empezó a notar cómo las piernas empezaban a flaquear.

Mientras Raquel, a este circuito sólo pudo dar una vuelta, finalizando con 31 km en las piernas, y haciendo los últimos 6 kms de pista ella sola, ya que ni se encontró a ningún promesa ni a ninguna otra fémina, Paco y Nacho tuvieron que dar una segunda vuelta.

A falta de 4 km, Paco alcanzó a Nacho, que iba algo desfondado, junto con otro biker. Nacho hizo un sobre esfuerzo por coger la rueda de Paco, quien le iba cantando la canción de “Despacito”, debido a la lentitud que Nacho llevaba. Pero éste, sacó fuerzas donde no las tenía, y les lanzó a ambos bikers un sprint final, que casi le cuesta caro, ya que a mitad del sprint se quedó sin fuerzas. Menos mal que iba con espacio suficiente para poder entrar en meta 20″ antes que su compañero Paco Atienza y el biker que le acompañaba.

Al final, nuestra fémina obtuvo un merecidísimo 2º puesto de la general y un 1º puesto de master 35 fémina. Por su parte, Paco entró 7 de la general de su categoría, ascendiendo a la 4 posición de la general y, Nacho, entrando en la posición 14 de su categoría, consigue estar en la posición 11 de la general en su categoría.

Una buena tarde, que finalizó con buenos bocadillos de chorizo, fruta variada, bollitos y mucha, mucha bebida para refrescarse del calor que les hizo durante toda la carrera.

VID-20170506-WA0017
VID-20170506-WA0013

¡Hasta la próxima Bikers! ¡No hay dolor!

Clasificaciones:

Imágenes:

Anuncios