50 Consejos para montar en bici (3)

→ La frenada

23. Apenas un instante antes de aplicar los frenos debes adoptar una posición similar a la que se usa en las bajadas, retrasando y bajando el centro de gravedad, tanto más cuanto más fuerte sea la frenada. Usa siempre los dos frenos, delantero y trasero, no tengas miedo de usar el delantero, es el que más retiene y no hay más que practicar frenadas para perderle el respeto.

24. Haz una raya en el suelo, perpendicular al sentido de la marcha y con una velocidad moderada empieza a frenar a partir de dicha raya. Haz una marca donde logres pararte e intenta mejorar cada vez.

→ El maldito pinchazo

25. Empieza por sacar la rueda y deshincharla completamente, luego con unos desmontadores separa la cubierta de la cámara, comenzando por la zona más próxima a la válvula. Mete un desmontador y haciendo palanca extraerás un trocito de cubierta, sin sacarlo mete un segundo desmontador e incluso un tercero. Saca el desmontador que queda en medio y sigue sacando la cubierta. Cuando esté toda separada puedes sacar la cámara.

26. Si no tienes cámara de repuesto, tendrás que poner un parche. Primero localiza el pinchazo, hinchando mucho la cámara y escuchando si se oyen silbidos. Si no lo encuentras, mete la cámara bajo el agua y fíjate en las burbujas. Luego seca la zona, líjala bien, aplica el pegamento especial (disolución) y después de 5 minutos (no menos) coloca el parche, presionando con fuerza.

→ ¡STOP!

27. Trata de aminorar al máximo tu marcha para quedarte con la rueda girada aproximadamente 45º hacia el lado que más natural te resulte. Tenderás a caerte a derecha o izquierda y esto lo vas a compensar presionando o dejando de presionar sobre los pedales.

28.  Si caes hacia el lado hacia el que está orientada la rueda delantera darás un pequeño golpe de pedal para avanzar hacia ese mismo lado, y si caes hacia el lado contrario soltarás la presión de los pedales.

29. Desplaza las rodillas hacia el lado contrario al que te desequilibras. Pruébalo tanto sentado como en pie sobre los pedales, a ver cómo obtienes mejores resultados.

→ ¡Arriba esa rueda!

30. Para lograr el levantamiento de la rueda delantera hemos de empezar con una postura “de preparación”, sentados en el sillín, con los codos flexionados y el torso bajo, similar a la que recomendábamos para remontar fuertes cuestas.

31. Desde esta posición pasaremos inmediatamente a la contraria, extendiendo los codos y retrasando el peso. Coge inercia con el cuerpo hacia atrás y sincroniza esta extensión atrás con un golpe de pedal y un tirón del manillar para atrás y arriba.

32. Si vas a levantar la rueda y el impulso es insuficiente, ésta volverá al suelo rápidamente. Inténtalo con un tirón inicial más fuerte, exagerando aún más el cambio de peso de delante a atrás, y combinándolo con una buena pedalada. Si nos pasamos, corremos el riesgo de caernos de espaldas

33. Los desequilibrios laterales se compensan con movimientos a derecha e izquierda de rodillas y brazos. Si la bici se nos cae para un lado, algo muy común cuando se está empezando, echaremos peso al lado contrario.

Anterior Página Siguiente Página
Anuncios

2 pensamientos en “50 Consejos para montar en bici (3)

  1. Pingback: 50 Consejos para montar en bici (2) | La rosa eterna no marchita ni con agua de tu madre

  2. Pingback: 50 Consejos para montar en bici (4) | La rosa eterna no marchita ni con agua de tu madre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s