En el deporte, igual de importante es entrenar que descansar

Seguimos con otro artículo relacionado con la tecnología. Al igual que la semana pasada, os hablábamos de cómo reparar tu bicicleta con tu teléfono móvil, hoy toca explicaros cómo podemos mejorar en nuestra forma física, ya que igual de importante es entrenar como descansar.

 

La tecnología no sólo es algo que podemos disfrutar y aprovechar mientras estamos despierto. Porque sí, es cierto que cuando reproducimos contenido en nuestro Smart TV, hacemos uso del smartphone o simplemente conectamos nuestra Roomba somos conscientes de sus beneficios pero hay más, mucho más.

Actualmente tenemos opciones al alcance de todos que nos permiten mejorar un aspecto esencial en nuestras vidas, una necesidad vital que llamamos descanso. Así que veamos cómo aprovechar la tecnología para mejorar el descanso.

El descanso, una necesidad vital

Fases del sueñoImagen vía HowStuffWorks

El descanso es una necesidad vital. Hacerlo de forma correcta reporta numerosos beneficios puesto que no se trata sólo de descanso físico, mientras dormimos nuestro cuerpo trabaja duro liberando hormona, regenerando células, eliminando toxinas, etc.

Para conseguirlo es importante la calidad del sueño, algo que todos deberíamos cuidar. Y conseguir que el tiempo que dormimos, da igual si son 6, 7 o 9 horas, cundan de verdad. Que sean horas bien invertidas. Y para ello es importante conocer el sueño.

El sueño está constituido por dos fases: la fase NMOR o NREM (non-rapid eye movement) y REM(rapid eye movement). Dentro de la primera fase, NREM, se pueden distinguir cuatro subfases:

  • La primera, fase de somnolencia, es en la que pasamos de la vigilia al sueño ligero y ocupa el 5%.
  • La segunda fase, sueño ligero, es cuando nuestro ritmo cardiaco y respiración disminuyen. Es más difícil despertar y ocupa el 50% del tiempo.
  • La tercera, fase de transición, es cuando pasamos a la última subfase de la fase NREM y dura unos 2 o 3 minutos.
  • La cuarta fase, sueño Delta, es cuando nuestras ondas cerebrales son más amplias y lentas así como el ritmo respiratorio; ocupando el 20% del tiempo.

Durante esta fase y subfases diferenciamos dos estados de sueño: el ligero, que corresponde a las subfases uno y dos; y el sueño profundo, correspondiente a las fases tres y cuatro.

Luego tendríamos la etapa REM que es el periodo donde nuestro cerebro experimenta lo que llamamos sueño. Pues bien, si ambas etapas son el 100% de un ciclo de sueño, podríamos determinar que la etapa NREM ocupa el 75% mientras que la REM el 25% restante.

Pero, ¿cuánto dura un ciclo de sueño? Pues de forma estimada entre 70 y 90 minutos. Y es muy importante que hagamos ciclos completos. De no ser así, si interrumpimos un ciclo al despertar podremos tener la sensación de no haber descansado correctamente aún habiendo estado 8 horas durmiendo.

La cuantificación del sueño

Apps
Sabiendo cómo son las diferentes etapas del sueño pasamos a la cuantificación. Las diferentes opciones existentes, desde pulseras hasta aplicaciones móviles, se basan en las fases del sueño para capturar información relativa a nuestro descanso.

Sin necesidad de hacer una gran inversión, podemos usar dispositivos cuantificadores como la pulseraFitbit Flex, Jawbone UP o incluso aplicaciones para dispositivos móviles como Sleep Cycle para iOS,Sleep as Android o Sleepbot (iOS y Android).

Todas nos ayudarán, al igual que cuantificamos las calorías que ingerimos, las horas que pasamos haciendo ejercicio o la distancia recorrida, a medir cómo y cuánto dormimos. Datos que nos dirán qué tiempo pasamos en fase de sueño ligero, sueño profundo e incluso el tiempo empleado en despertar.

Con esa información se genera un patrón de nuestro sueño que nos da claves para ver cómo dormimos. Una radiografía de cómo son nuestras noches, si nos movemos mucho o no durmiendo, si nos despertamos con frecuencia o si verdaderamente disfrutamos del sueño profundo necesario o no.

Cómo mejorar el descanso

sueño
Y pasamos a lo que nos interesa, ¿cómo mejorar el descanso? La primera acción será conocer cómo dormimos. Con las opciones antes mencionadas podremos medir nuestro sueño. Las aplicaciones tiene una ventaja principalmente económica. Por pocos euros podremos adquirir una aplicación que conjuntamente con nuestro smartphone será capaz de medir nuestro descanso.

El problema es que necesitamos colocar el terminal en la cama, normalmente en una esquina de la cama. Algo que puede suponer un riesgo, si nos movemos mucho durmiendo podría terminar fácilmente en el suelo. Además de que si dormimos acompañados los movimientos de nuestra pareja podrían afectar a la monitorización. Por tanto, son las pulseras la opción más recomendada. No sólo por comodidad sino también por opciones como veremos más adelante.

Bien, con nuestra opción ya funcionando lo primero que haremos será capturar datos durante al menos una semana. A partir de ahí iremos tomando medidas que nos ayuden a mejorar el sueño.

Si vemos que nos cuesta mucho conciliar el sueño puede que debamos tomar medidas como no hacer uso de dispositivos electrónicos antes de ir a dormir. Algo que siempre se ha recomendado – al menos treinta minutos antes de dormir – pues las pantallas, por su brillo, aumentan nuestros niveles de melatonina (la hormona del sueño) haciendo creer a nuestro organismo que es de día.

Si despertamos demasiado pronto tal vez sea por un exceso de luz que entra por nuestra ventana. Algo que deberíamos cuidar siempre, pues dormir con la habitación lo más oscura posible es importante para el descanso. O tal vez nuestros problemas se deban a una almohada o colchón inadecuados para nosotros.

Y despierta con energía

UP
En todo esto del sueño también es importante el despertar. Cuando lo hacemos rompiendo un ciclo de sueño nuestro cuerpo se resiente, da igual si lleva 6 horas durmiendo. Algo similar a lo que ocurre con esos diez minutos más que al final terminal sentándonos peor que si nos hubiésemos levantado a la primera.

UP te permite fijar una Smart Alarm que te despierta de manera silenciosa en el momento en que te sientas más renovado

Por ello es necesario despertar en el momento adecuado. Ahí, nuevamente la tecnología nos ayuda. Tanto las aplicaciones como las pulseras cuantificadoras, en particular la Jawbone Up, nos facilitan lograrlo.

Hacemos mención del UP porque dispone de un modo mediante el cuál, con una vibración, nos despierta en el momento adecuado según nuestro patrón de sueño. Con un margen de 30 minutos del momento ideal. Así, nos aseguramos siempre despertar cuando debemos hacerlo. Y más importante, al ser una vibración que sentiremos en nuestra muñeca evitamos esos molestos pitidos de alarma o despertar a nuestra pareja.

Así que como veis, la tecnología nos ofrece soluciones para mejorar nuestro descanso y como consecuencia directa nuestro rendimiento al día siguiente.

Fuente: Xataka

Anuncios

Un pensamiento en “En el deporte, igual de importante es entrenar que descansar

  1. Pingback: Alimentos para entrenar y dormir mejor | La rosa eterna no marchita ni con agua de tu madre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s