20131215 Chiloeches – II Circuito de Guadalajara

Última carrera del circuito de Guadalajara 2013. Nos teníamos que ir a Chiloeches, a tan sólo 45 minutos de Madrid. Por la noche ya empezamos mal la jornada, y es que los del Circuito, avisaron, vía Facebook (ya se podían haber molestado en enviar un mail a los participantes), a última hora del Viernes, que la entrega de trofeos no se iba a realizar ese día, sino algún día de Enero.

Al ir a recoger a los dorsales, muchas caras conocidas: nuestros grandes amigos de Tielmes, los hermanos Martínez, nuestros compañeros de fatigas de Peñas Gordas, de Villarejo de Salvanés, José Belinchón “El Litri” y Paco Atienza “El Tornero”, compañeros de otros equipos que nos conocían de las otras 10 carreras que hemos participado. Todos, mostrando un gran interés por el estado de Rakel. Se echó en falta a David, del club EnBici.

Me dispuse a calentar con Paco y José, por los suelos helados de Chicloeches, ya que después de 4 meses sin coger la bicicleta, todo me parecía una novedad. Me sentía bastante torpe encima de la bici y tenía la sensación que era una autómata y se manejaba ella sola, ya que en algunas ocasiones no iba por donde yo quería (todo puede ser también por las placas de hielo que había en el suelo). Tanto es así, que bajando por una cuesta, fue decir que más de uno se iba a caer aquí y zas!!!, en todo el culo. Caída al canto.

Empezaba la carrera y, tanto el Litri como Paco, decidieron acompañarme a lo largo de la carrera, debido a que ya no tenían nada que perder en el circuito. Para el Litri, toda una novedad ir a mi ritmo tortuga, ya que fue la primera vez en todo el circuito que se “comió” un un pelotón en la primera subida algo del día.

Sólo hay que fijarse en las caras de el Litri y Paco para ver lo sobrados que iban, ya que no es su ritmo normal, y como voy yo, sufriendo desde el kilómetro 1, para poder seguir su ritmo y no hacerles esperar mucho. Esta iba a ser la tónica del día…

El circuito estaba genial. Había de todo y bastante asequible, para personas con un físico más o menos entrenado, pero para mí, después de 4 meses sin coger una bici, me estaba pareciendo un mundo. Tan sólo llevábamos 8 kilómetros, cantados por Paco, y yo ya estaba por los suelos. Ya me costaba seguir el ritmo de ambos desde hacía unos pocos, y, aunque yo les decía que no me esperasen, aguantaron a mi lado durante la mitad de la carrera, hasta que llegamos al avituallamiento. Aquí ya les perdí.

Por mucho que me esforzaba en intentar coger mi ritmo, para poder darles caza, mis piernas no daban mucho de sí, la verdad. De nuevo empezaba el juego mental, de controlar las ansias y el dolor, para hacerme más llevadera la carrera.
Lo más bonito de la carrera, fue encontrarme en diferentes puntos de la carrera, a la familia Ramiro, padre y madre, junto con sus amigos y Rakel y mi hija Pilar, dándome ánimos. La verdad es que no me lo esperaba, ni mucho menos que fueran recorriendo la carrera y parándose en diferentes puntos para darnos ánimos y hacernos fotos y vídeos.
No seré Contador, ni ningún corredor famoso, pero cuando tan sólo una persona te anima, te sube la moral hasta el punto de creerte algo.

Mientras Paco y el Litri, ya iban a su rollo, yo tenía que hacer verdaderos esfuerzos por no retirarme de la carrera, debido tanto al agotamiento físico como emocional. Donde peor lo pasé fue en los descensos, y, es que después de 4 meses, bajar por trialeras donde tan sólo te cabía la rueda y como te despistases un poco, ibas acantilado abajo…no mola. De hecho, uno de los primeros de la carrera, se metió tal tortazo que se partió la boca, perdiendo hasta la consciencia durante un buen rato.

Aquí fue donde más noté mi falta técnica, por un lado, y por otro, mi falta de entrenamiento. La confianza es super importante en el ciclismo, ya que si no la tienes, lo fácil, te parece super díficil y, con miedo, te acabas cayendo, como me volvió a pasar a mí. Todo hay que decir, que parte de la culpa, también la tienen las calas de las zapatillas, ya que el día anterior me fui a hacer un análisis bio mecánico y no me las revisé. De hecho, perdí un tornillo. En la zapatilla, no de la cabeza, mal pensados!!!

Al llegar a meta, exhausto, ni agua, ni comida, ni nada de nada!!! Vale que no den bolsa de corredor, que estamos en crisis, pero hombre, la botellita de agua según llegas…En vez de poner la bebida según llegabas a meta, como es lo normal, habían trasladado los “refrigerios” a la explanada donde se iban a hacer la entrega de premios.

El resumen del día fue bueno. Acabé una carrera que se e hizo cuesta arriba desde el primer kilómetro, volvimos a reencontrarnos con viejos compañeros de competición y vivimos un buen día de ciclismo por los montes de Chiloeches. El año que viene, veremos dónde estamos, porque seguro que tenemos novedades…y muchas!!!

Ya, por último, nos gustaría agradecer a todas las empresas que han confiado en nosotros. Una vez más, gracias a todos ellos por hacernos la vida en competición, un poco más fácil:

  • Guerra: por las innumerables reparaciones y puestas a punto de nuestras bicis
  • RAUMOVIL: sin él, todo la logística sería imposible.
  • Bar Cocker: para tomarnos de vez en cuando un descanso.
  • Gimnasio Olimpia: gracias a ellos nos podemos poner en forma.
  • Toysacan: empresa dedicada al adiestramiento de perros.
  • Manzanedo Motor: por sus innumerables descuentos en la compra de material.
  • X-SAUCE: Por confiar en nosotros y ofrecernos la posibilidad de probar su material. Su KIT Anti pinchazos es bien fiable y os aseguro que de momento voy tranquilo en las competiciones.
  • Pegatin: Por confiar en nosotros y hacer que podamos lucir en nuestras bicis nuestros nombres como los profesionales.
  • Sapim: Por facilitarnos radios y tornillería de la mejor calidad para nuestras ruedas y por regalarnos material deportivo y por regalarnos esos calcetines y botellas de 750 ml que tan bien nos han venido en el día de hoy.
  • Soria natural: Por enviarnos una caja de sus productos para que podamos rendir mejor ya no tan sólo en las competiciones, sino en la vida diaria en general.
  • WD40: última empresa que ha confiado en nosotros. Gracias a sus productos, nuestras bicis van mucho mejor, sobre todo en cuanto a engrase se refiere. Para una bici como la mía, tan vieja, este tipo de ayuda, me viene muy, muy, muy bien!!
Anuncios

2 pensamientos en “20131215 Chiloeches – II Circuito de Guadalajara

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s