20130616 MadridXtrema (2ª Parte)

A partir del 2º avituallamiento, fue cuando nos encontramos el verdadero infierno del Sur de Madrid, la MadridXtrema. Desde el kilómetro 50, donde dejábamos a nuestras espaldas Colmenar de Oreja, hasta el 74, donde se encontraba el 3º avituallamiento, el recorrido de la MadridXtrema, transcurría por La Vega del Tajuña. Así dicho, piensas: “y??”. Pero cuando tienes que hacer un recorrido de 10 kilómetros, que se hicieron eternos, a 47º, sí sí, 47º!!!, ya no se piensa lo mismo, no?? Y es que al ser un valle y no correr nada de aire parecía que estabas metido en un horno de los de Segovia con el cochinillo dando vueltas para comértelo según acabaras la prueba.

Lo peor de todo, es que al tener el canal al lado, te daban ganas de tirarte de cabeza y darte un buen chapuzón. Lo único malo, es que si te metías ya no podías salir, porque la salida estaba inclinada hacia dentro y era imposible, sino…Más de uno estábamos allí dentro todavía disfrutando de las aguas frescas del canal. Eso sí, después habría que irse directo al hospital a la sección de desintoxicación, porque a saber lo que había allí dentro…Hacía tanto calor, que no tuve ganas ni de sacar fotos.

Sólo faltaban 8 kilómetros para el 3º avituallamiento y teníamos que subir la zona de los pinos del Baldío. Estábamos ya sin agua y eso que salimos del 2º avituallamiento con 1,5 litros cada uno de agua fresca, pero es que el calor que hacía era insoportable. Hubiera venido bien algo de agua en algún punto del llano con el calor que hacía o una manguera cogiendo el agua del canal para refrescarnos o algo. Aún así, siempre sacábamos una sonrisa para nuestras innumerables instantáneas.

Ni una sola sombra en todo esta parte del recorrido. En cuanto había una, podías ver como todos los bikers se tiraban a por ella para intentar pasar mejor las penurias durante unos instantes. Íbamos haciendo relevos de sombras. Sí, sí. Se iban unos y entraban otros. en algunos pinos, había hasta cola para poder coger la sombra, espectacular!! cada pocos cientos de metros, podías ver a la gente con calambres. Yo creo que del calor, que no estamos acostumbrados a pasar semejantes penurias.

En un tramo de una pequeña bajada algo técnica, casi me da un chusmi cuando según giro a mano derecha y me encuentro semejante cuesta:

Así vista, no parece lo que realmente es, pero os aseguro que en directo, asusta mucho cuando tienes las piernas abotargadas y no te responden como tu quisieras, el cuerpo te da escalofríos del calor que tienes y no sabes cómo quitártelos, los brazos te duelen de las bajadas de estar constantemente amortiguando los baches….Menos mal que había que girar a la derecha, que sino…

Terminando los insufribles 8 kilómetros de los pinos, nos encontramos un punto donde había 4 botellas vacías de 5 litros de agua. Inmediaamente a Rakel y a mí nos saltó la liebre y pensamos si ése era el avituallamiento. No podía ser, nos íbamos a morir de insolación!! Seguimos subiendo con el pensamiento claro de que ese no podía ser. Al rato nos encontramos un coche que bajaba con unas garrafas de agua y nos rellenó un poco el bidón, mientras nos comentaba que el avituallamiento estaba a unos metros de allí. Con esa idea arrancamos llenas de fuerzas de las ganas que teníamos de coger agua fresca y beber como si nunca lo hubiéramos hecho antes.

Subíamos y subíamos y no veíamos nada. Hasta que nos topamos en un pequeña bajada a un biker tirado en el suelo manchado de tierra y rodeado de 4 personas más. Se había metido una galleta de escándalo y, no es para menos, ya que en la bajada te encontrabas con un bache donde como no fueras un poco previsor, hincabas a rueda delantera y volabas por encima de la bici, como le pasó a éste, clavando la cabeza en el suelo antes que el cuerpo. Menos mal que aquí si que estaba cerca el avituallamiento y fueron a avisarles para que le revisaran. Al poco se acercaron 3 voluntarios para tomar cartas en el asunto.

Según vimos el avituallamiento y el punto de control de la carrera, había que pasar antes de las 15 de la tarde y ya eran las 15:15, nos lanzamos al sprint a por el dichoso manjar que veníamos solicitando durante hace ya muchos kilómetros. Tal era la deshidratación, que metimos las cabezas dentro de los cubos que tenían para enfriar la bebida. Nos lavamos la cara, los brazos, nos echamos agua por encima del cuello, la espalda…Madre mía qué gustazo!!! En este punto teníamos dos alternativas, continuar la carrera otros 25 kilómetros o hacer tan sólo 5 kilómetros y auto descalificarnos. Optamos por la segunda por varios motivos:

  1. El hombro de Rakel no “funcionaba” como debería
  2. Yo me había hecho daño en mi tobillo malo en un descenso
  3. Y el más importante, estábamos hasta los mismísimos del calor que hacía y sabíamos que íbamos a tardar más de 2 horas en hacerlos.

Así que cogimos la carretera y subimos al pueblo, entrando, como nos pasó en Tendilla, por el lado contrario a la marcha normal. Al llegar, nos encontramos con Marina, una de las rivales de Rakel en el Circuito de Guadalajara, quien nos contó su experiencia y nos comentó sus pegas de la marcha. Ella era una de las que hubiera recibido premio si se hubieran repartido a las parejas mixtas. Nos fuimos al coche para irnos directamente a casa Trini, el mejor sitio para llenarte el estómago de rica comida, descansar el cuerpo y contar las experiencias vividas a lo largo del día de hoy.

Aquí os dejo una comparativa del antes y después de un pie al pasar por la MadridXtrema. Si acercáis la foto de abajo a la derecha, veréis cómo tiene una costra de polvo espectacular.

Desde aquí y, en una competición más, queremos agradecer a las innumerables empresas que han confiado en nosotros este año:

  • Guerra: por las innumerables reparaciones y puestas a punto de nuestras bicis
  • RAUMOVIL: sin él, todo la logística sería imposible.
  • Bar Cocker: para tomarnos de vez en cuando un descanso.
  • Gimnasio Olimpia: gracias a ellos nos podemos poner en forma.
  • Toysacan: empresa dedicada al adiestramiento de perros.
  • Manzanedo Motor: por sus innumerables descuentos en la compra de material.
  • X-SAUCE: Por confiar en nosotros y ofrecernos la posibilidad de probar su material. Su KIT Anti pinchazos es bien fiable y os aseguro que de momento voy tranquilo en las competiciones.
  • Pegatin: Por confiar en nosotros y hacer que podamos lucir en nuestras bicis nuestros nombres como los profesionales.
  • Sapim: Por facilitarnos radios y tornillería de la mejor calidad para nuestras ruedas y por regalarnos material deportivo y por regalarnos esos calcetines y botellas de 750 ml que tan bien nos han venido en el día de hoy.
  • Soria natural: Por enviarnos una caja de sus productos para que podamos rendir mejor ya no tan sólo en las competiciones, sino en la vida diaria en general.
Anuncios

5 pensamientos en “20130616 MadridXtrema (2ª Parte)

  1. Hola pareja, deciros que sois unos campeones, yo participe también en la carrera, y os dire que fui desde Cantabria hasta Colmenar a vivir esa experiencia, y aunque lo acabe y bien puedo decir que el infierno era de verdad como los describis. Llevo pocos meses andando en bici y la verdad cada vez que disputo una carrera y veo gente que llega a un montonazo de horas mucho mas tarde me parece que eso si que es un merito ya que son capaces de aguantar física y mentalmente encima de la bici cuando ya solo quedan casi los de la organización en meta tan solo. Os invito a que os animéis a venir por estas tierras a disputar alguna carrera de aquí, son diferentes mas llevaderas en cuanto a calor y muy divertidas. Lo dicho unos campeones y un relato muy bonito.

    Me gusta

    • Hola Tavo,

      Ante todo darte las gracias por escribir en nuestro blog. La verdad es que ha sido una grata sorpresa, ya que siempre recibimos a los mismos “espectadores”.
      La verdad, es que como carrera no me pareció muy dura en sí, pero el calor hizo mucha mella, más de la que nosotros hubiéramos querido.
      El terreno tuvo un poco de todo, como dices tú, y fue muy divertido, aunque hubo tramos en los que me cagué en el Santo organizador, jajaja

      Tu tierra nos la conocemos por dos razones:
      1 – El Soplao. Hemos ido ya dos años, este no hemos podido, y la verdad es que nos parece espectacular en todos los sentidos, sobre todo a nivel organizativo.
      2 – Pasamos por allí haciendo el Camino de Santiago en bicicleta por el camino del Norte. Te invito a leer nuestras entradas en el blog.
      3 – Como regalo de cumpleaños a mi chica, la suelo regalar un fin de semana siempre por esas tierras. Así que ya nos tendrás que aconsejar por donde ir que no hayamos estado ya.

      Seguro que allí en las carreras no se pasa tanto calor!!

      Un fuerte abrazo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s