20130609 II Circuito de Guadalajara – Pastrana

Hoy era uno de esos días que pretendían ser duros, muy duros. Nos dirigíamos a Pastrana, municipio situado al sur de la provincia de Guadalajara, capital de la comarca de La Alcarria. Aunque la primera impresión que te da este pueblo, al echarle un vistazo tanto por la web, como cuando llegas allí, de pueblo medieval, tranquilo y bonito para pasar un buen día, la verdad es que engaña, ya que tras su Conjunto Histórico y la historia de la Princesa de Éboli, se esconden cuestas que más de uno quisiera no haber visto. Veníamos prevenidos con que era la prueba más dura del circuito pero, aún así, veníamos con la intención de darlo todo. Rakel, la de intentar eliminar esos 14 puntos de diferencia que tenía con la primera clasificada del circuito, Nieves. El mío, por el contrario, era intentar hacer el mismo tiempo que Paco “El Tornero”, del club Peñas Gordas o de David, del club MTB Tielmes. Iba a ser harto difícil, ya que el perfil no ayudaba mucho. Un circuito de 54 kilómetros con 1400 metros de desnivel, dan para mucho, pero para muchos dolores de piernas!!! Empezábamos la carrera con una subida de 3 kilómetros. Para calentar motores, no está nada mal, pero para Rakel y yo, una putada, porque este tipo de salidas hacen que se nos agarroten las piernas nada más empezar y hasta que recuperamos..Tenemos que entrenar más las salidas explosivas y en cuesta. Continuamos con un constante sube y baja de 4,5 kilómetros hasta llegar al primer descenso de la jornada. Esto ya despuntaba maneras de ser una prueba algo más técnica que las que estamos acostumbrados, ya que en los descensos tenías que estar muy pendiente de por dónde ibas si no te querías meter una buena torta. Nada más terminar el descenso, empezamos con una subida constante y muy progresiva de 5 kilómetros hasta que giramos a mano izquierda para encarar una subida de 4,5 kilómetros. Las subidas no eran muy técnicas, o por lo menos a mí no me lo parecieron, y, aunque tampoco eran con unos desniveles abrumadores, sí que iban haciendo mella en las piernas. Yo sabía que según terminara esta subida, había un falso llano de casi 5 kilómetros para encontrarnos con el avituallamiento. Como no quería que me pasara como la anterior carrera, iba regulando más la bebida. No sé por qué, siempre me encuentro a alguno que se pica cuando le adelanto subiendo, pero el de esta ocasión, tiene méritos propios. Yo he aprendido a mantener cadencia, cosa que antes no hacía ni a patadas, y con las mismas, aunque veo que la gente se pica y da acelerones para no dejarme pasar, yo me mantengo firme. Nada más pasar el avituallamiento (con “v” y sin “h”), adelanto a uno justo antes de la bajada. Empiezo a bajar a mi ritmo, cuando noto que detrás de mí, viene alguien pisándome los talones. En una fracción de segundo, en una curva, miro hacia atrás, mientras intento que la bici no se me vaya y derrape a 35 km/h para caer al precipio que dejábamos a mano izquierda,y veo como el chaval al que he adelantado subiendo, por intentar cogerme y adelantarme, se le va la bici y se mete una leche del quince. Freno como puedo y le pregunto si está bien y, al ver que se levanta y se pone a mirar su bici, continúo con mi descenso a sabiendas de que ese, a la próxima, frenará en las curvas algo antes de entrar. La gente no entiende que las bicis son como los coches?? No puedes frenar una vez que estás dentro de la curva, sino te la piñas!!! Al llegar abajo del todo, con tan sólo 33 kilómetros en las piernas, estaba deseando subir cuestas más que bajar , es que los descensos, eran mucho más duros que las subidas!!! Menos mal que líquido por lo menos no nos faltaba, ya que íbamos con nuestras recién estrenadas botellas de la marca SAPIM, uno de nuestros nuevos patrocinadores. Cada vez que iba descendiendo la montaña, iba pensando en Rakel, ya que sé que ella aprovecha los descensos técnicos para ganar en tiempo a sus rivales, pero es que estos descensos, no eran como para ir haciendo el cabra loca y me daba un miedo que se diera un guantazo por darle más cera de lo normal… Los siguientes 16 kilómetros, transcurren entre constantes sube y bajas, con algún que otro punto conflictivo para mí, ya que al faltarme las fuerzas, me comí en 3 ocasiones unos arbustos de los laterales de la forma más absurda y ridícula. Intentar subir por una senda donde sólo cabe la bici, a veces ni eso, con piedras sueltas, escalones y arbustos que tapan la visibilidad sin fuerzas, no es bueno. Resultado, unos cuantos arañazos y unas zarzas en el cullotte que harían las delicias de cualquier fakir que se precie, pero no para mí mientras sigo teniendo que hacer esfuerzos físicos. Tan sólo quedaban ya 5 kilómetros para el final de la prueba, pero nos deparaba un par de sorpresas:

  1. La bajada más técnica de todo el circuito. Me quedo corto si digo que consumí todo los frenos que me quedaban de la zapata. Me quedo corto si digo que en un par de ocasiones a punto estuve de caerme por un costado de la montaña y rodar, con bici y todo, hasta la base de la montaña. Y es que bajar por una senda del 23% con 5o kilómetros en las piernas, hiper mega super concentrado de la muerte para no morir en el intento, sin casi fuerzas, es un deporte de alto riesgo. Cuando llegué al pie de la montaña, agradecí a alguien que no me hubiera metido una leche, porque hubiese sido épica.
  2. Según terminaba el descenso, nos encontrábamos con la última subida de la carrera. Una subida por un empedrado al más puro estilo de la Flecha Valona, donde a cada metro que subes, los ánimos de los del pueblo hacen que te den esas últimas energías para poder pasar el arco de meta triunfal.

Cuando llegué, me bebí del tirón 2 latas de aquarius, me comí 4 trozos de sandía y me fui al arco de meta mientras hablaba con Paco “El Tornero” y con José Luis “El Litri”. Al rato vemos que llega Rakel, quien ni se para en el arco de meta para dejarme que la haga una foto de lo cansada que estaba, y, es que según pasó las vallas del circuito, se tiró al suelo exhausta debido al esfuerzo que había tenido que hacer durante toda la prueba, ya que desde el momento de la salida, estuvo siempre luchando con la primera clasificada manteniéndola siempre a su espalda. Lo peor de todo, es que no pudo eliminar la pequeña ventaja que tiene con la primera clasificada. Aún así, un más que merecido tercer puesto, otro podio a su carrera deportiva como ciclista, ya que en otras modalidades tiene la tira de trofeos, y la doble satisfacción de haber pasado por delante de la primera del circuito, haberla rasgado un punto y saber que no compite sólo contra ella, sino que compite contra una pareja, ya que la pareja de primera clasificada, siempre va tirando de ella, como yo hacía el año pasado con Rakel. Sin querer ofender a nadie de la organización, si alguien lee este post, he de decir que los macarrones estaban malísimos!!! Mira que yo como de todo, aunque sepa algo raro, que no me importa probar sabores nuevos, incluso comidas “raras” como hormigas fritas u orugas, pero es que los macarrones estaban incomibles!!! Eso sí, chapó por la sandía, que estaban bien buenas, 🙂 En el sorteo de regalos, para cerrar el día, a Rakel le tocaron unos puños nuevos para la bici. La lista de patrocinadores va creciendo y eso es bueno. Nosotros, desde aquí, animamos a que las empresas patrocinen con pequeñas ayudas, económicas o de material, a equipos amateur como nosotros, para darles ánimos y confiar en el deporte. Nosotros, de momento, agradecemos la siempre bienvenida ayuda de:

  • Guerra: por las innumerables reparaciones y puestas a punto de nuestras bicis
  • RAUMOVIL: sin él, todo la logística sería imposible.
  • Bar Cocker: para tomarnos de vez en cuando un descanso.
  • Gimnasio Olimpia: gracias a ellos nos podemos poner en forma.
  • Toysacan: empresa dedicada al adiestramiento de perros.
  • Manzanedo Motor: por sus innumerables descuentos en la compra de material y por habernos dejado la carpa para taparnos del sol y no quemarnos.
  • X-SAUCE: Por confiar en nosotros y ofrecernos la posibilidad de probar su material. Su KIT Anti pinchazos es bien fiable y os aseguro que de momento voy tranquilo en las competiciones.
  • Pegatin: Por confiar en nosotros y hacer que podamos lucir en nuestras bicis nuestros nombres como los profesionales.
  • Sapim: Por facilitarnos radios y tornillería de la mejor calidad para nuestras ruedas y por regalarnos material deportivo.
Anuncios

8 pensamientos en “20130609 II Circuito de Guadalajara – Pastrana

  1. Joder con Pastrana !!! En fin, no hay nada que se os resista !!!
    Esta Rakel es la leche !!!
    Por cierto , como quedaste respecto a paco y David ????
    Nacho, mi Cube ahora esta descatalogada para la competición , sirve de paseo dominguero al niño ….

    Me gusta

      • Jajaja ….mi cube no tiene tanta experiencia como la tuya .
        Están fuertes los amigos David y Paco !!!

        Me gusta

  2. Pingback: 20130616 MadridXtrema (1ª Parte) | La rosa eterna no marchita ni con agua de tu madre

  3. Pingback: 20140608 Crónica Pastrana – III Circuito Guadalajara | La rosa eterna no marchita ni con agua de tu madre

  4. Pingback: 20140608 Crónica Pastrana – III Circuito Guadalajara | CDE LRE NO MARCHITA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s