20130420 IV Trofeo Ajo y Agua

Esta vez, cambiamos de provincia, de día y de hora para nuestra siguiente competición. Algunos trofeos del circuito de Cuenca seleccionan como día de la competición los sábados por la tarde a las 17 y, he de decir que casi lo prefiero, porque así te levantas sin prisas, desayunas tranquilo y te da tiempo a preparar las cosas sin olvidarte nada. Además que descansas más, porque no tienes que levantarte a las 7 de la mañana un domingo…Y eso se notaba antes de comenzar la carrera.

El recorrido muy divertido, con pocos tramos de pista, mucho sendero, zonas “revirás”, como dijo el de megafonía y muy simétrico, ya que había 18 kilómetros de subidas, los mismos de bajada y tan solo 6 de llano.

A diferencia de otros circuitos donde ya hemos estado, éste, consistía en 7 kilómetros hasta llegar a un punto donde se darían 2 vueltas a un trazado, para volver otros 7 kilómetros por otro lado hasta la meta. Nada más empezar, ya se veía cómo iba a ser la carrera, ya que 30 minutos antes de comenzar, ya estaban prácticamente todos los inscritos en línea de salida para empezar a correr (menudos caga prisas, con la solana que caía). A las 17 horas, puntualidad británica, echamos a andar. Como cabía esperar, nos abordan por todos los lados ciclistas, llegándonos a rozar los manillares provocando con ello algo de desequilibrio.

La intención de esta carrera, era entrenar, así que me pongo delante de Rakel, como los viejos tiempos, y me pongo a tirar de ella, tanto es así, que pasados unos 7 kilómetros me paro, porque detrás mío venía una grupeta y pensaba que en ella estaba Rakel. Se me hace muy complicado mirar atrás, tenerla controlada y no dejarme los dientes en el suelo debido al constante traqueteo que teníamos por el terreno por donde íbamos.

Según empezamos la senda, todos en fila india, como esperando tu turno en la compra. Había sitios por donde era prácticamente imposible adelantar, así que tocaba aguantarse. Antes de llegar al primer avituallamiento, adelantamos a una chica que, cómo no, conocía a Rakel porque su cuñado es de Villarejo. Seguro que si me voy a la India y competimos, aparece alguien que conoce a Rakel, seguro!! Porque siempre tiene fans allá donde vaya…

Kilómetros más tarde nos adelanta ella en subida y, aunque yo iba animando a Rakel como podía e intentaba tirar de ella para que no se nos escapara, cogió una ventaja de unos 500 metros que nunca pudimos volver a recuperar. en los tramos más técnicos parecía que la íbamos a alcanzar, pero en cuanto una subida, volvía a poner tierra de por medio. Qué pena!! Aunque como incentivo para intentar forzar la máquina un poco más de la cuenta, no estuvo mal.

Disfrutamos de verdad con el recorrido, mejor de lo que pensaba, aunque he de reconocer, que al haber tanto de sendero,  en alguna más de ocasión tuvimos que frenar el ritmo porque los que teníamos delante eran algo torpones. Los senderos eran algo técnicos, ya que había partes en los que bajábamos por el surco creado por un arroyo, así que íbamos como en un túnel, de lado a lado, dando botes, debido a las piedras, y con constantes subi bajas, donde te veías volar unos centímetros del suelo.

Como puntos críticos de la prueba, dos tramos de bajada de 60 metros. El primero de ellos, porque había que descender ladeando un tramo de montaña con un montón de piedras y, el segundo de ellos, una bajada donde si frenabas un poco ibas a dejar como huella en el suelo tu cara, ya que tenía una combinación entre piedras mal puestas y sueltas y una pendiente algo más empinada de lo normal. Cómo nos gusta al ser humano ver sufrir a los demás, no??, ya que en ambas era donde más gente había viéndonos pasar.

En el último tramo, intentamos darlo todo para alcanzar al grupo que llevábamos delante a tan sólo unos cientos de metros, pero el cansancio y la calor que llevábamos encima, nos lo hicieron imposible. Menos mal, que después de este tipo de carreras, siempre nos obsequian con algún aperitivo. Esta vez, compuesto de:

  • Fruta
  • Bocadillos de chorizo (siempre hay a mansalva y siempre, por lo menos, uno cae)
  • Patatas fritas
  • Bollería
  • Y bebida, mucha bebida (nos tomamos 3 aquarius cada uno)

De esta prueba, aunque no pudo conseguir el trofeo, nos vamos con un buen sabor de boca, ya que, aunque Rakel no pudo alcanzar el podio, lo rozó por muy pocos minutos, y es que por delante de ella entraron las dos chicas que quedaron en 3ª y 4ª posición con 2 minutos de diferencia. En nuestra bolsa de corredor por fin venían cosas diferentes que no fuera una camiseta!!:

  • Unos calcetines (para ir tirando los que tienen tomates)
  • Una ristra de ajos (siempre útiles para ahuyentar a los vampiros)
  • Un bote de salsa de ajonesa (mayonesa con ajo???)

Por último, como siempre, agradecer a nuestros más que incansables patrocinadores. A lo mejor damos una sorpresa esta semana con uno nuevo:

  • Guerra: por las innumerables reparaciones y puesta a punto de nuestras bicis
  • RAUMOVIL: sin él, todo la logística sería imposible
  • Bar Cocker: para tomarnos de vez en cuando un descanso
  • Gimnasio Olimpia: gracias a ellos nos podemos poner en forma
  • Toysacan: mantienen al orden a nuestros cachorros
  • Manzanedo Motor: por sus innumerables descuentos en la compra de material
Anuncios

2 pensamientos en “20130420 IV Trofeo Ajo y Agua

  1. Pingback: 20130428 II Circuito Guadalajara – Tendilla (Parte II) | La rosa eterna no marchita ni con agua de tu madre

  2. Pingback: 20140323 III Circuito de Guadalajara – Gargoles de Arriba | La rosa eterna no marchita ni con agua de tu madre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s