20130414 IX Ruta BTT Los Peirones de Santa María

Un año más, la “Asociación BTT Peñas Gordas” de Villarejo de Salvanés, nos invitaba a disfrutar de la Ruta BTT No Competitiva “Los Peirones de Santa María”, esta vez con un recorrido de 43 kilómetros.

Nosotros primero tuvimos que ir a por las bicis, cambiar la rueda trasera de la bici de Rakel para poner la cubierta de seco, ya que todavía tenía puesta la de mojado de la competición del fin de semana pasado en El Sotillo y cambiar el imán que va marcando los kilómetros.

Nada más inscribirnos, recibimos la bolsa del corredor con un gel de la firma Nutrisport, un bidón conmemorativo de la prueba y una revista de MTB Pro de hace 2 años. Creo que esto es lo único negativo que le puedo sacar a este día. Sinceramente, para darnos una revista de hace casi dos años, mejor que no den nada, porque van directamente al contenedor de reciclaje. Los de la revista se podían estirar un poco y dar por lo menos las del mes pasado, no??

Nos hizo un día espectacular. Soleado a muerte y qué falta nos hacía!!!! Eso de poder salir ya en manga corta, sin congelarte, notando como los rayos de sol te calientan…puff!! Qué gusto!!!

Salida Rakel y Nacho

La ruta estuvo genial, sino fuera porque desde el kilómetro 2 perdí una zapata del freno delantero. Sí, sí, perdí. En la primera frenada en descenso, no sé cómo, perdí una zapata de la rueda delantera. Siempre he pensado que el freno delantero lo usaba poco, pero me he dado cuenta que sin freno delantero no eres nadie!!! Sólo con el trasero lo único que haces es patinar e ir derrapando, pero el delantero es el que de verdad frena, o por lo menos a mí. Sin ese freno, me he tirado en todos los descensos en plan kamikaze con los consecuentes sustos de vez en cuando de salir volando…A excepción de dos, que ya eran demasiado.

El terreno muy seco, sin nada de polvo, sin nada de barro…así da gusto!! Los primeros 6 kilómetros, muy bien, ya que era todo pequeñas subidas y llanos, a excepción de un pequeño descenso, pero hasta el kilómetro 8,5, ya iba con la tensión en todos mis músculos, ya que bajar un pendiente del 15% sin frenos, es algo complicado. Yo creo, que sería la primera vez que iba deseando que llegaran subidas para ir más relajado.

201300414 IX Ruta Los Peirones - Rakel subiendo

Las subidas, aunque no eran muy largas, si había tramos en los que te hacía poner tu máximo esfuerzo. Menos a Rakel que, allá donde fuera, parecía que las subidas no eran nada para ella, siempre sonriendo y subida en la bici, no como los que tiene detrás…:) Yo subía a mi ritmo para luego parar, poder hacerla fotos y ver cómo siempre había más de una docena de personas con el pie en tierra intentando subir las pendientes que nos ofrecía la ruta. Siempre he dicho y seguiré diciendo, que Rakel parece que tiene pegamento en el sillín, porque no se pone de pie ni se baja de la bici ni aunque la provoquen para ello.

Desde el kilómetro 10 hasta el 16, más o menos, estuvimos haciendo constantes subi bajas de poco menos de 1 kilómetro distancia. En los pequeños descensos Rakel  me adelantaba ya que, entre que se ha soltado bajando y va pidiendo pista a los chicos que se encuentra como Chicho Terremoto, y que ella sí que podía frenar…Yo pude solventar sin problemas esta distancia.

Fíjate si iba bien en las subidas, que mientras ella se permitía el lujo de sonreír a cámara y levantar el brazo como las campeonas, sus compañeros de batalla la miraban con una mezcla entre odio, por permitirse ese lujo, y sufrimiento. Muchos eran los que la miraban cuando veían que había llegado a la cima de la siguiente cuesta, sin bajarse de la bici, sonriendo y dando voces al cielo tonteando mientras yo la iba haciendo su particular book de fotos.

Del kilómetro 16 al 24, ya tuve más problemas. Toda la bajada por sendas y caminos rápidos por el Barranco del Infierno hacia Perales de Tajuña fue mi perdición, ya que tuve bajarme de la bici si no quería darme una leche de las gordas, gordas. Tal es así, que antes de cruzar la A-3 por el famoso túnel de Perales de Tajuña, uno de metió una leche de narices y eso que llevaba los dos frenos!!!

Hacemos una subida de 2.5 kilómetros y otro tanto de bajada hasta llegar al avituallamiento, donde pregunto si el mecánico tiene una zapata para poner a mi bici. en principio me dice que sí, pero en cuanto ve mi bici de hace más de 15 años, me la niega. ¿Qué se pensaba? ¿Qué mi bici llevaba frenos de discos? Negativo!! Tiene que tener recambios para todo tipo de bicis, no???

Nos comemos el plátano de la bolsa del avituallamiento, nos bebemos la botella de agua y nos ponemos enseguida en marcha para no quedarnos frío, aunque hace un sol de mil demonios, ya que los músculos van a otra temperatura que la piel del cuerpo, 🙂

De nuevo una bajada empinada donde pongo a prueba mis mejores habilidades encima de la bici, para no verme volando tipo superman por encima de la bici o derrapando como los coches de policía de EE.UU en persecución de algún malvado delincuente. Según termina la bajada, hacia la zona de “Valdecañas”, giramos hacia la derecha y empezamos a ascender de manera progresiva durante 3 kilómetros, hasta llegar al kilómetro 31, donde nos encontramos con una pendiente del 13%.

Aquí es cuando la gente ya está hasta los cojones de subir ya que sus piernas no dan para más. ¿Quién dijo que las marchas fueran ir de paseo? Menos para nuestra super dotada Rakel, quien subiendo, siempre a su ritmo, no se le quitaba la sonrisa de la cara (igualito que cuando va compitiendo…)

A partir del kilómetro 33 y hasta el 43, la ruta transcurre con pequeños altibajos hasta entrar en el pueblo, donde se llanea un poco hasta llegar al centro del pueblo donde nos espera cerveza fresca a borbotones (donde había que meter los codos como en las discotecas si querías llegar hasta la barra), barritas energéticas de NUTRISPORT (la gente las pillaba de 3 en 3) o podías comerte un puñado de panchitos o bolsas de patatas fritas. Luego hicieron la entrega de trofeos y sorteo de material técnico y botellas de vino, este año, nos quedamos de nuevo con las ganas de llevarnos algo a casa.

Por lo menos, lo que sí que nos llevamos, fue un poco de color en los brazos…:)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s