20120623 Trepariscos

Viernes.

LLegamos a Sabiñánigo sobre las 19:15. Allí recogimos la bolsa con los dorsales y cotilleamos un poco cómo estaba todo organizado en la famosa QH.
No nos quedamos mucho tiempo, porque todavía nos quedaba un trecho hasta Escarrilla, el camping, donde nos habíamos acoplado a un bungalow con Luis, un chaval que conocí por internet buscando alojamiento, y unos amigos suyos.
Sabiñánigo

Nada más llegar a la puerta del camping, salió a recibirnos Luis, como si de un hotel se tratara y nos ayudó a llevar las maletas al bungalow. Esto sí que es un lujo. Una vez allí, nos presentó a unos cuantos de todos sus amigos, llenaron 4 bungalows, así que por 6, que son los que cabían por bungalow…
Nosotros, como sorpresa, le llevamos una caja de trufas cómo regalo de cumpleaños, ya que hoy cumplía sus 31 añitos.

Cenamos en un bungalow unas 12 personas, y porque no cabíamos más, y cada uno a su cama, que al día siguiente había que madrugar, y mucho.

Sábado.

A las 5:30 de la mañana suena el despertador, :(. Yo llevaba despierto desde las 4 de la mañana, porque Jaime madrugó antes para desayunar y yo, como buen perro que soy, en cuanto escucho un ruido, abro el ojo y ya no lo cierro, asi que mala noche, aunque las horitas que me estaba dormido, bien descansadas. Rakel, una marmota, sin comentarios.
La gente se había levantado con buen humor, muy charlatana, buenas caras…Se palpaba el buen ambiente que iba a haber durante todo el día.

A las 7 de la mañana se fueron los competidores de la QH y nos quedamos Rakel y yo preparando nuestras bicis y, menos mal, porque 20′ antes de que empezara la prueba, la cámara trasera de la bici de Rakel se rompe, :(. Tengo menos de 20′ para cambiar una rueda!!! Joder, con lo mal que se me dan cambiar estas ruedas porque salen como el culo de mal. En 10′, prueba superada, estaba cambiada y montada de nuevo, con todo en perfecto orden. Mal, empezábamos mal ya con tanta tensión, nervios a flor de piel…Con lo que me gusta ir a mí con tiempo y tranquilito a los comienzos de carrera…

Nos colocamos a mitad de grupo, más o menos, para tomar la salida. Más adelante era imposible pasar, ya que estaba petado de gente. Aquí pudimos ver cantidad de bicis convertidas del MTB al mundo de la carretera. También pudimos ver directamente a gente haciendo la misma ruta con la bici de MTB. Esto tiene una ventaja y es, que en las subidas, si vas muy mal, metes plato pequeño y a subir tan tranquilo.
Bici de montaña

Sí que notamos, cómo la gente nos miraba raro, como con ganas de preguntarnos cosas, pero sin llegar a hacerlo y, por qué? Por nuestras flamantes bicis. Ir a una marcha, donde la mayor parte dela gente, tiene bicis de 3000 euros para arriba y encontrarse con bicis de los años 1960 y 1983, pues tiene su gracia. Y es que nuestras bicis, por lo menos la mía, era la más antigua de las que había en la parrilla de salida.

Salida, que, por cierto, ni nos enteramos que se dio. La verdad es que fue muy sosa, ni pistoletazo de salida, ni música, ni gente chillando ni cantando ni animada ni nada. De hecho, por haber, no había ni gente en el arco de salida animando a la gente que salía. Todo muy soso, muy soso. Dicen que las comparativas son odiosas, pero claro, viendo cómo lo hacen en El Soplao, esto es de risa, jajaja. El Soplao, les da mil vueltas en ambientazo.

La salida, muy tranquila, cada uno a su ritmo. Comenzamos con un tramo de 1km llano para rápidamente empezar con la primera subida de casi 4 km y un desnivel máximo del 14%, hasta llegar a Corona de la Fuente. En este primer tramo pudimos ver cosas tan raras, como por ejemplo a este señor haciendo la ruta de 90 km en patinete!!! Lo peor de todo, es que iba más rápido que muchas bicis, jajaja
Señor con patinete

Pequeño descenso de 2km, donde pudimos ver ya las primeras caídas. Rakel, de momento, iba muy bien, sobre todo en las bajadas, donde adelantábamos puestos a espuertas. La gente le tiene mucho miedo a las bajadas y Rakel y yo, acostumbrados ya a las bajadas de montaña, mucho mas complejas y abruptas que estas, estas nos parecían de coña.

Durante todo el trayecto dirección a Biescas, unos 11 km, Rakel, que estaba fuerte, se permitía los lujos de hasta liderar la carrera con escapadas y todo del pelotón de perseguidores. La verdad es que estaba bastante bien, las subidas las hacía a su ritmo, que no es muy alto, pero bien, los llanos, pegada a mi rueda, avanzaba posiciones y en descenso volaba. La verdad, es que hacerla de liebre, la ayuda un montón, porque todo el aire me lo como yo, con lo que ella es aerodinámica completamente. Tanto es así, que las caras que siempre la he visto de sufrimiento en las carreras de MTB, aquí se la veía sonriendo.
Rakel se escapa del pelotón

Así, llegamos a Biescas, donde ni paramos en el avituallamiento ya que íbamos bien de líquido y de comida. Así que continuamos la marcha hasta llegar al Alto de Búbal. Al principio con una pendiente bastante tendida y luego con los últimos kilómetros con un desnivel de un 11%. Así llegamos a la zona del alto, donde nos encontramos con un llano por donde fuimos a una media 54 km/h, bordeando todo el embalse de Búbal hasta llegar al inicio del túnel de escarrilla, para realizar un giro a la derecha y encontrarnos con una sorpresa.

La sorpresa consistía en un tramo de 5km de subida fantástico con un desnivel máximo de un 24%!!! Aún así, y con este pedazo de muro por delante, Raquel, era la líder del grupo que nos seguía. La veían en los llanos fuerte, en las bajadas más fuerte y en las subidas, por si acaso, no la dejaban escapar. A veces pienso, será eso o es el cullotte, que la hace un culo fantástico y la gente se pone detrás solo por mirárselo??
Rakel Seguida de pelotón

La verdad es que sorprendido me tenía, porque iba tan bien, para lo acostumbrado que me tenía este año, que hasta se permitía los lujos de tontear y todo.
Rakel Tonteando

Un tramo más de subida de unos 4 km hasta llegar a Formigal, nuestro punto más alto, después de pasar por Sallent de Gállego y todo bajada. La verdad es que íbamos bien de tiempo, ya que el corte estaba en las 11:30 y nosotros pasamos a las 10:30 de la mañana. Para ser nuestra primera salida en bici de carretera, no estaba del todo mal. Aunque, claro, si lo comparas con los primeros de carrera, que ya habían pasado hacía una hora…

Rakel con los Pirineos de fondo

Llegaba mi mejor momento del día, los descensos. Siempre con precaución y pendiente de Rakel, que sé que baja peor que yo y con miedo. Desde Formigal, nos dirigíamos de nuevo a Escarrilla, en un tramo de 8km de bajada, con un desnivel del 14% y una velocidad máxima de bajada de 68km/h. Lo que más me gustó, Rakel. La verdad es que me ha dejado impresionado. No es que se la haya quitado el miedo a bajar, sino que me encima me iba achuchando para que fuera más rápido porque iba a rueda. Pasar a la gente a esas velocidades, trazar las curvas como los profesionales, sentir el aire estrellándose en el rostro, la velocidad corriéndote por las venas, la adrenalina a flor de piel…puff!! No tiene precio.
A mitad de descenso paré en seco, porque uno delante mío, se había metido un ostión del quince. Yo no vi la leche, pero tenía que haber sido hace más bien poco. Yo, aunque iba follado bajando, esquivé como pude la bici que estaba en mitad de la carretera y paré, para atender al pobre chaval. Aunque, al ver que cuando iba a ir a por él, ya estaba su compañero y un coche con dos personas atendiéndole, seguí mi descenso. Lo triste, que de toda la gente que habíamos pasado Rakel y yo en descenso y que venían detrás nuestro, NADIE hizo el además si quiera de pararse a preguntar. Estas cosas son las que me dan rabia. Ni que estuvieran en el campeonato del mundo.
Sin perder el miedo, Rakel y yo, seguimos nuestro descenso, recuperando rápidamente los puestos perdidos con la parada.

Al salir del túnel de Escarrilla, nos quedaba la última sorpresa del día. Una subida de un 12% de desnivel de 2kms. Lo peor, fueron la cantidad de cadenas que se rompieron, porque la gente venía enciscada en el descenso y el cambio era tan brusco, que o partían la cadena o se caían de la bici. Reconozco que el punto donde más gente había animando en la carrera fue este, pero sigo desencantado con la carrera.

Segunda parte buena del día. Otro descenso, esta vez de unos 20 km, dividido en 3 zonas. Un descenso de unos 3km, una llano de 4km y otro descenso de 13 km más o menos. En la primera cogiendo ritmo de descenso, pero es que la segunda y la tercera…GUAU!!! Una vez más Rakel me dejó sorprendido, NO, sorprendidísimo!!! Yo, empecé a coger mi velocidad de crucero, unos 70 km/h, adelantando a la gente con plato pequeño (se supone que es para las subidas) y con la colocación que hacen en las vueltas de profesionales. Pero es que Rakel, me iba achuchando!! Así que pensé, si? Te vas a cagar. Como un coche deportivo con su opción Sport, cambié plato, puse el plato grande y empecé a mover un desarrollo de 53 dientes con todas mis fuerzas luchando contar el viento que me venía de cara, y no sólo de la velocidad, llegando a los 75km/h, sino porque soplaba el aire de cara.
Mi sorpresa fue cuando al girar la primera vez la cabeza, para ver por donde iba Rakel, estaba detrás mía!!! La ostia!! Nos pusimos a adelantar a la gente como dos cohetes, de verdad, que todavía tengo las imágenes en la retina y se me acelera el pulso. Qué sensaciones!! Ver pasar a la gente, que está bajando con todas sus fuerzas, y pasarles como dos cohetes, es impresionante. Tal es así, que los que podían, intentaban engancharse. Así, cuando me quise dar cuenta, tenía a un grupo de unas 16 personas, siguiendo nuestra estela.
Yo, seguía con mis piernas a toda máquina, forzando a tope, con lo que pasé de unas ligeras 133 pulsaciones, que llevé durante toda la carrera, a unas no tan discretas 168 pulsaciones. Seguíamos bajando a velocidades de vértigo, despeinando a la gente al pasar y convirtiendo nuestro descenso, en un tren de perseguidores, o recolectores diría yo. Cuando alcanzamos al último grupo que adelantamos, de unas 16 personas, yo estaba ya quemado. Llevaba ya 20 km tirando de toda la gente que nos perseguía, unas 30 ya, luchando contra el viento de cara yo solo, ya que nadie se había dignado a darme relevos, ya no sé si porque no querían e iban de cómodos o porque la velocidad a la que iba, no eran capaces de superarla para poder relevarme. La cuestión es que en una pequeña subida, peté y dejé pasar a todo el grupo. Todo el mundo me daba la enhorabuena por mi esfuerzo, pero ninguno se dignó a dármelo en su momento, con lo que Rakel y yo, por muchos intentos que hicimos de intentar volver a coger al grupo que habíamos ido formado, nos fue imposible, con lo que los últimos 7 kms, los hicimos sólos y a una velocidad ya mucho más suave.
Hicimos ya estos últimos 7 kms a una velocidad más bien moderada, ya que no íbamos a hacer tiempo en esta carrera, sino a probarla.
El año pasado, viendo el Tour de Francia en casa de Rakel, su padre nos dijo, que, en una carrera igualada, donde se gana es en las bajadas. Yo creo que nosotros ganaríamos aquí.

Medallas de la Trepariscos

La experiencia, muy buena, la verdad. Nuestra primera salida de verdad con la bici de carretera.
De Rakel, decir que estoy la mar de orgulloso. Con todo lo que ha pasado este año, si la primera parte de la ruta lo hizo realmente bien, incluso poniéndose en cabeza del pelotón, la segunda parte espectacular, con el seguimiento que me hizo en llano y en bajada. Hay que decir, que por regla general, cuando ella va con su plato grande, yo voy con el pequeño y vamos a la misma velocidad y en esta ocasión, yo iba con el grande y me seguía sin problemas. Mucha evolución en tan poco tiempo.
De la Trepariscos, sólo un par de cosas:

  1. Dureza: está bastante bien, pero después de todo lo que me habían hablado, no es para tanto. Es perfectamente asequible para cualquier persona que monte asiduamente en bici.
  2. Ambiente: un fraude, la verdad. Repito y lo seguiré haciendo, que los 10.000 del Soplao, por lo menos la carrera de MTB, le da mil vueltas. Como la gente está en las calles animando, la salida, con la música, el locutor…Puf! Mucha diferencia. Deberían ir un año los organizadores de la QH al Soplao y ver cómo se monta una carrera.
  3. Organización: chapó. Aunque, como en todas las carreras grandes, un poco de descontrol en la zona de llegada, donde se supone que sólo tenían que estar los ciclistas, allí había de todo.
  4. Guarda Bicis: un 1o por ellos. Me dejaron impresionados la organización que tenían.
  5. Comida: Triste. Por los 10 euros que se supone que cobran, un plato mini de pasta y un yogur…
  6. Lo peor: ver cómo un niño de unos 16 años, al terminar la Trepariscos, por delante de nosotros, no puede ni mantenerse en pie del esfuerzo realizado, a punto de desmayarse y sujetado por dos adultos, de su club. Si yo soy de la organización, les pongo una denuncia. Una cosa es que tu hijo corra, pero que termine así, con ese esfuerzo, es inhumano para esas edades.

Conclusión: en general, muy bien, aunque habrá que pensarse si volver. El mundo del ciclismo de carretera es completamente distinto al de montaña. El ambiente, a qué va la gente, sólo a competir y mejorar tiempos, …

Anuncios

4 pensamientos en “20120623 Trepariscos

    • Enhorabuena compañeros !!! Siempre os acompaña la mala suerte (en la salida pinchazo, jooooder) , pero como siempre, o casi siempre , salís airosos.
      Me alegro de que al final todo haya ido perfecto y con vuestras “clásicas ” les hayáis dado pal pelo a muchos frikis . Menos bicis de 3000 pavos y mas cojones !!! Jajajajaja

      Nacho , dale un besazo al maquinón de novia que tienes !!!!

      Me gusta

      • Pues la verdad es que yo no me lo creia, cuando me quede con el pitorro de la camara en la mano, 😦
        Yo, que soy un tio super nervioso y con tan poco tiempo para arreglarlo…puff!! la verdad es que se me salia la adrenalina por todos lados. Menos mal que no lo hice mal y cambie bien la camara. La ultima vez que lo hice, a Rakel se le salio una rueda en mitad de la competicion, 😐

        Pues con las cláscias fardamos lo que no esta escrito, porque todo el mundo iba mirando y preguntando. Y a mí, que me encanta fardar de suegro, ya iba yo dando explicaciones de todo, jajajaja
        Hasta en un video aparecemos donde nos preguntan y todo. A mitad de video:
        http://www.corriendovoy.com/video.php?id=626&video=45481

        Y por lo del beso, no te preocupes, que siempre que puedo se los estoy dando…

        A ver si te liberas del cole y nos vemos!!

        Me gusta

  1. Pingback: 20140608 Crónica Pastrana – III Circuito Guadalajara | La rosa eterna no marchita ni con agua de tu madre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s